3.28.2017

El Otoño del alma....


Siempre me ha parecido espectacular la caída de una hoja.
Ahora, sin embargo, me doy cuenta que ninguna hoja “se cae” sino que
llegado el otoño, inicia la danza del soltarse.
Cada hoja que se suelta es una invitación a nuestra predisposición al
desprendimiento.
Las hojas no caen, se desprenden en un gesto supremo de generosidad y
de sabiduría: la hoja que no se aferra a la rama y se lanza al vacío, sabe del latido profundo de una vida que está siempre en movimiento y en actitud de renovación.
La hoja que se suelta comprende y acepta que el espacio vacío dejado por ella, es la matriz generosa que albergará el brote de una nueva hoja.
La coreografía de las hojas soltándose y abandonándose,traza un bucle de libertad y supone una constante y contundente demostración de confianza para todos y cada uno de los árboles humanos que somos nosotros.
Cada hoja al aire me está susurrando al oído del alma ¡suéltate!, ¡entrégate!, ¡abandónate! y ¡confía!
Cada hoja que se desata, queda unida invisible y sutilmente a su propia entrega y libertad. Con este gesto la hoja realiza su generoso movimiento de creatividad ya que con él está gestando el vacío para una próxima primavera.
Reconozco y confieso públicamente,que soy un árbol al que le cuesta soltar muchas de sus hojas.
Tengo miedo ante la incertidumbre del nuevo brote.
Me siento tan cómodo y seguro con estas hojas predecibles, con estos hábitos perennes, con estas conductas fijadas, con estos pensamientos arraigados, con este entorno ya conocido…
Quiero, en este tiempo, sumarme a esa sabiduría, generosidad y belleza de las hojas que “se dejan caer”.
Quiero lanzarme a este abismo otoñal que me sumerge en un auténtico espacio de fe, confianza y esplendor.
Sé que cuando soy yo quien decide soltarse, desde su propia consciencia y
libertad, el desprenderse de la rama es mucho menos doloroso y más hermoso.
Sólo las hojas que se resisten, que niegan lo obvio, tendrán que ser arrancadas por un viento más agresivo e impetuoso y caerán al suelo por el peso de su propio dolor.
Fuente: José María Toro, extraído del libro “La Sabiduría de Vivir”.

10.14.2016



"El libro del amor"

Cuando me enamoro
el reino de Dios cambia:
el crepúsculo duerme en mi abrigo
y el sol despunta por el oeste.

¿Por qué? ¿Por qué desde que me amas
mi lámpara alumbra
y mis cuadernos han florecido?
Las cosas han cambiado desde que me amas:
me he convertido en un niño
que juega con el sol
y en un profeta
cuando sobre ti escribo.

Estás grabada en la palma de mi mano
cual letra cúfica en el muro de la mezquita.
Grabada en la madera de la silla, amor mío,
y en el brazo del asiento.
Y cada vez que intentas alejarte de mí
un solo momento
te veo en la palma de mi mano.

Cuando estoy enamorado
convierto al Shah de Persia
en uno de mis seguidores
y someto China a mi cetro,
muevo los mares de su sitio
y si lo deseo, detengo el tiempo.

Cuando estoy enamorado
el agua brota de mis dedos
y crece la hierba en mi lengua.
Cuando estoy enamorado
permanezco un tiempo fuera del tiempo.

Todo lo que dicen de mí es cierto.
Todo lo que dicen de mi reputación
en el amor y las mujeres es cierto.
Pero no saben que me desangro en tu amor
como el Mesías.

Cada vez que viajo en tus ojos
siento que monto en una alfombra mágica,
me eleva una nube rosa
luego otra violeta
y giro en tus ojos, amor mío,
giro... como la tierra.

3.06.2016


LA MAGIA YA SE ENCUENTRA DENTRO DE TI....

Érase una vez un joven príncipe que creía en todo, salvo en tres cosas. No creía en las princesas, no creía en las islas y no creía en Dios. su padre, el rey, le había dicho que esas tres cosas no existían.
Como no había ni princesas, ni islas en los dominios de su padre, y ningún signo de Dios, el príncipe le creía a su padre.
Pero un día el príncipe se escapó de su palacio y llegó a otras tierras. Ahí, ante su asombro, vio islas desde la costa, y en estas islas vio a unas extrañas criaturas que no se atrevió a nombrar. Mientras buscaba un bote, se le aproximó un hombre en tenida de etiqueta.
– “¿Esas son islas verdaderas?”, preguntó el joven príncipe.
– “Por supuesto que son islas verdaderas”, dijo el hombre en tenida de etiqueta.
– “¿Y esas extrañas criaturas?”.
– “Son princesas auténticas y genuinas”.
– “Entonces, ¡Dios también debe existir!”, exclamó el príncipe.
– “Yo soy Dios”, respondió el hombre en tenida de etiqueta haciendo una reverencia.
– El joven príncipe regresó a casa lo más rápido que pudo.
– “Veo que has regresado”, dijo su padre, el rey.
– “He visto islas, he visto princesas y he visto a Dios”, dijo el príncipe en tono de reproche.
El rey permaneció inmutable.
-”No existen islas verdaderas, ni princesas verdaderas, ni Dios verdadero”.
-”¡Yo los vi!”.
– “Dime cómo estaba vestido Dios”.
– “Dios estaba en tenida de etiqueta”.
– “¿Tenia las mangas enrolladas de su vestón?”.
El príncipe recordó que efectivamente el hombre llevaba las mangas de su vestón enrolladas. El rey sonrió.
– “Ese es el uniforme de un mago. Has sido engañado”.
Ante esto, el príncipe regresó a esas tierras, y fue a la misma playa, donde nuevamente se encontró con el hombre.
– “Mi padre, el rey, me ha dicho quién eres tú”, dijo el príncipe indignado. “La última vez me engañaste, pero no lo harás nuevamente. Ahora sé que ésas no son islas verdaderas, ni princesas verdaderas porque tú eres un mago”.
El hombre de la playa sonrió.
-. “Eres tú quien está engañado, muchacho. En el reino de tu padre hay muchas islas y muchas princesas. Pero tú estás bajo el hechizo de tu padre y no puedes verlas”.
Pensativamente, el joven regresó a casa. Al ver a su padre lo miró a los ojos.
– “¿Padre, es cierto que tú no eres un verdadero rey, sino sólo un mago?”.
– “Si, hijo mío, soy sólo un mago”.
– “Entonces el hombre de la playa es Dios”.
– “El hombre de la playa es otro mago”.
– “Debo saber la verdad, la verdad más allá de la magia”.
– “No hay verdad más allá de la magia”, respondió el rey.
Al príncipe lo invadió una gran tristeza. Dijo:
– “Entonces, me mataré”.
El rey, mediante la magia, hizo aparecer a la muerte. La muerte se detuvo en la puerta, llamando al príncipe. Este se estremeció. Recordó las bellas, pero irreales islas y las irreales, pero bellas princesas.
– “Muy bien”, dijo, “puedo aceptar que tú seas mi mago”.
– “Ves, hijo mío”, dijo el rey, “también tú ya comienzas a ser un mago”.



4.21.2013

La carta que nunca envié...



No sé dónde estás...
y esta carta la escribo,
no por ti, no por lo que eres
Tal vez... por el pasado...
tal vez, por las cálidas y sosegadas horas
que tu locura o capricho
me hayan regalado...
Y si digo locura... no pienso en tu cabeza
frágil, transmutable y voluptuosa,
sólo pienso en los instantes
en que de infernal pasión
parecía tu corazón entregarse,
como deshojando uno a uno,
los pétalos de una rosa.

O tal vez escribo para mí...
escribo para mi corazón,
escribo para mi alma...
o escribo para mis sentimientos
que alguna compensación han de tener
por haberlos feriado a cambio
de vanidad y sufrimiento.

¿Qué quieres que te diga?
¿Que te quise como mujer,
como un fantasma o como mi amante?
Como mujer Dios te premió
con todos los encantos terrenales;
como fantasma, vagas por la vida,
y tu vida vaga como un fantasma...
y como amante medrosa y sin mañana.
¡Qué dolor decirlo,
pero mi alma fue, para ti, demasiado grande!

¿Sabes lo que es el alma?
¿Sabes dónde se aprende a
vibrar, a gozar y a sufrir
con el dolor, la alegría y la esperanza?
¿No lo sabes? Pero ¿acaso crees que existen
pasajes o tratados donde te enseñen
a amar como hasta ahora nunca has amado?
¿Crees que conociendo a Sócrates, Platón o Aristóteles
tu alma se te ensanche y pueda cimbrar
como la mía te lo ha mostrado?
Yo te digo que no.

Cosas como éstas, sólo se aprenden en las entrañas
de la madre que nos concibió
y mi madre me dió una esencia
tan desaforada que para amarte
¡Mucha alma me sobró!

Perdóname por esta carta,
aunque sé que nunca la enviaré.

Primero porque no sé... dónde estás
y segundo, porque después de amarte tanto,
el alma que te escribe no te quiere ofender.
                                                          ( Anónimo)
                                                          

Estas en un lugar


 Alma Desnuda







Estas en un lugar que no te pertenece.....estas en un lugar donde tu alma y tu corazon te quieren llevar buscas incansablemente que la noche lleguepara que la tenue brisa de la noche pueda curar tus heridas,estas en un lugar donde buscas incansablemente lo que siempre has anhelado,solo esperas que la noche llegue para que pueda susurrarte en el oido lo que tu corazón busca con todas sus fuerzas ...Tus piernas, en la noche,,buscan el infinito de tus sueños y cuando amanece sientes el cansancio de la travesia de la noche buscas incansablemente volver a conectar con el sueño de donde nunca quisiste salir buscan tus piernas lo que el alma pide a voces... Estas en un lugar que no te pertenece....estas en un lugar donde anhelas llegar la noche para que te transporte nuevamente a tus suenos ...que es tu vida misma.Los que te conocemos como yo sabemos que estas en un lugar que no te pertenece, que tu alma y tu corazón son los que buscan los caminos.Ese camino que solo alcanzas ver el brillo pero no el final...camino del que nunca quisiste salir...estas en un lugar que no te pertenece estar......que buscas y buscas incansablemente la brisa de la noche para que pueda curar tus heridas.- Así somos todos los que sentimos....así somos todos los que soñamos con la vida así somos todos los que buscamos indeteniblemente algo que quizás nosotros mismos no sabemos.Solo sabemos que buscamos por que nos dejamos guiar por los sentimientos como los ciegos con el toque del bastón o el toque de sus manos.....por eso al besar cerramos los ojos....por eso tocamos dulcemente y suavemente el rostro y el cuerpo de quien queremos,para recordarlo para que en la ausencia física podamos cerrar nuestros ojos y recorrer nuevamente el camino que solo nosotros conocemos. Por eso buscamos y buscamos...por eso queremos siempre que llegue la noche...por eso estamos en un lugar que no nos pertenece estar.-Quisiera que la vida contigo te permita vivir ese sueño que buscas con delirio,ese sueño que luchas con fuerza conseguir Que me permita al menos estar en el ....que te permita vivir en el Que finalmente puedas conocer por que tus piernas y tu alma salen como cómplices en la noche a llenar de caricias tu corazón Nosotros no dictamos nuestros sentimientos por eso sufrimos como sufrimospor eso lloramos como lloramos...Espero con ansias, al menos, ser parte de tu vidacomo el eclipse que trata de cubrir con su manto al sol,pero siempre deja que la luna mire aunque sea por una esquina.- Así espero ser parte de tu vidacomo un cuarto de luna que parece sonreirte,para que cuando finalmente llegues a encontrar en tu camino tu felicidad....verte sonreir...verte como la luna mira al sol,como la luna nos mira a nosotros cómplice de todas nuestras travesuras,cómplice de todos nuestros suenos,y fiel compañera de nuestros desaciertos y desilusiones... Espero que puedas no encontrar la felicidad si no de permanecer en ella...Y recuerda... cada vez que llegue la noche que tus piernas, iniciaran nuevamente su travesía en la búsqueda de algo que solo tu ,que solo tu puedes decirle lo que es...por que hasta que no lo hagas ellas seguiran tomando de la mano tu corazon y tu alma en su peregrinar nuevamente aunque tu no quieras....como ves estas en un lugar que no te pertenece...                
...estas en un lugar que no es tu lugar...                                                                                                                                                                                                                                de Harvey James Gómez Frómeta a Paloma Alguacil










































Estas en un lugar


 Alma Desnuda





Estas en un lugar que no te pertenece.....





estas en un lugar donde tu alma y tu corazon te quieren llevar
 buscas incansablemente que la noche llegue
para que la tenue brisa de la noche pueda curar tus heridas,
estas en un lugar donde buscas incansablemente lo que siempre has anhelado,
solo esperas que la noche llegue
para que pueda susurrarte en el oido lo que tu corazon busca con todas sus fuerzas





 ...Tus piernas, en la noche,,buscan el infinito de tus sueños
 y cuando amanece sientes el cansancio de la travesia de la noche
buscas incansablemente volver a conectar con el sueno
de donde nunca quisiste salir
buscan tus piernas lo que el alma pide a voces...





 Estas en un lugar que no te pertenece....
estas en un lugar donde anhelas llegar la noche
para que te transporte nuevamente a tus suenos ...que es tu vida misma.





Los que te conocemos como yo sabemos que estas en un lugar que no te pertenece, que tu alma y tu corazon son los que buscan los caminos.





Ese camino que solo alcanzas ver el brillo pero no el final...
camino del que nunca quisiste salir...
estas en un lugar que no te pertenece estar......
que buscas y buscas incansablemente la brisa de la noche para que pueda curar tus heridas.-





 Asi somos todos los que sentimos....
asi somos todos los que soñamos con la vida
asi somos todos los que buscamos indeteniblemente algo que quizas nosotros mismos no sabemos.





Solo sabemos que buscamos por que nos dejamos guiar por los sentimientos
como los ciegos con el toque del baston o el toque de sus manos.....
por eso al besar cerramos los ojos....
por eso tocamos dulcemente y suavemente el rostro y el cuerpo de quien queremos,
para recordarlo
para que en la ausencia fisica podamos cerrar nuestros ojos y recorrer nuevamente el camino que solo nosotros conocemos.
 Por eso buscamos y buscamos...
por eso queremos siempre que llegue la noche...
por eso estamos en un lugar que no nos pertenece estar.-





Quisiera que la vida contigo te permita vivir ese sueño que buscas con delirio,
ese sueño que luchas con fuerza conseguir
Que me permita al menos estar en el ....que te permita vivir en el





Que finalmente puedas conocer por que tus piernas y tu alma salen como complices en la noche a llenar de caricias tu corazon





Nosotros no dictamos nuestros sentimientos por eso sufrimos como sufrimos
por eso lloramos como lloramos...





Espero con ansias, al menos, ser parte de tu vida
como el eclipse que trata de cubrir con su manto al sol,
pero siempre deja que la luna mire aunque sea por una esquina.-





 Así espero ser parte de tu vida
como un cuarto de luna que parece sonreirte,
para que cuando finalmente llegues a encontrar en tu camino tu felicidad....
verte sonreir...
verte como la luna mira al sol,
como la luna nos mira a nosotros complice de todas nuestras travesuras,
complice de todos nuestros suenos,
y fiel compañera de nuestros desaciertos y desilusiones...





 Espero que puedas no encontrar la felicidad si no de permanecer en ella...





Y recuerda... cada vez que llegue la noche
que tus piernas, iniciaran nuevamente su travesia en la busqueda de algo que solo tu ,
que solo tu puedes decirle lo que es...
por que hasta que no lo hagas ellas seguiran tomando de la mano tu corazon y tu alma en su peregirnar nuevamente
aunque tu no quieras...
.
como ves estas en un lugar que no te pertenece...
                ...estas en un lugar que no es tu lugar...
                                                                                                               

                                                                                                                 de Harvey James Gómez Frómeta a Paloma Alguacil






















































LinkWithin

Related Posts with Thumbnails